martes, 14 de marzo de 2017






PROYECTO COMPASIVO e INTERNACIONAL en BENEFICIO de TODOS los SERES CONSCIENTES
VENERABLE GUESHE TENZING TAMDING. FUNDADOR Y DIRECTOR DE LA PRIMERA UNIVERSIDAD en ESPAÑA, que REPRESENTA una RÉPLICA de las PRESTIGIOSAS y ACREDITADAS UNIVERSIDADES TIBETANAS; las cuales FUERON CREADOS  por LAMA YHE TSONG KHAPA y sus más CONSPICUOS DISCÍPULOS



CHU SUP TSANG o FUENTE INAGOTABLE de SABIDURÍA INSTRUYE ACERCA de las CINCO GRANDES CIENCIAS del CONOCIMIENTO BUDISTA, sobre los TEXTOS del CAMINO GRADUAL al ESTADO de la ILUMINACIÓN, referente al ARTE DIALÉCTICO del DEBATE FILOSÓFICO, celebra RITUALES e INICIACIONES a las DIFERENTES DEIDADES, CONFERENCIAS... 
el MONASTERIO tiene ACTIVIDADES 
a lo LARGO de todo el AÑO


BIOGRAFIA DEL GRAN y VENERABLE LAMA ALTO GUESHE LHARAMPA TENZING TAMDING -quien junto al LOABLE MAESTRO y EXCELSO BODHITSSA KYABIE KHENSUR TAMDING GYATSO RIMPOCHE- su PREDECESOR; y de quien partió la IDEA de la CREACIÓN del MONASTERIO UNIVERSITARIO CHU SUP TSANG o FUENTE INAGOTABLE de SABIDURÍA, en  BENEFICIO COMPASIVO, hacia todos los SERES CONSCIENTES.

TIBET (1.965-1.976)

El Venerable Lama Gueshe Tenzing Tamding nace en el año 1965, en Chitang ( en la región de Kham-Dagyab), en el Tibet . El nombre de su familia es Chu Sup Tsang, una de las familias más importantes y distinguidas de la comarca Su padre se llamaba Tamding Sonam y a su madre, se le conoce con el nombre de 
Tamding Yangzom.

No se puede dejar de mencionar en estos párrafos, a su abuelo paterno, llamado Guen Ga; el cual se consideraba como una persona de gran carácter ; aunque esto no implicaba que al mismo tiempo, fuese reverenciado como un ser de extrema y exquisita bondad.
En aquella amplia zona , era reconocido y admirado como la máxima autoridad de Chitang.

 Sin embargo, se dio la circunstancia de que su muerte, le sobrevino siendo aún muy joven; a la edad de treinta y siete años. Este insigne tibetano, estaba desposado con una distinguida dama de la localidad, conocida como Lha Yang. De sus afectivos lazos de unión, nacieron dos hijos varones y dos hijas.

En cuanto al mayor de ellos, el célebre y conspicuo Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche , llegó por su excelsa sabiduría y compasión, a ejercer como abad del Monasterio Universitario Tibetano de Ganden, en la India. . El segundo de sus hijos, llamado Tamding Sonam, nació en 1.928 y falleció en 1.976; el cual fue precisamente el padre de Gueshe Tenzing Tamding. Y ya para finalizar el ciclo de esta admirable familia, haremos mención a la hermana menor, que actualmente vive y trabaja en el TIBET.

Es digno de evocar en esta breve reseña biográfica, el recuerdo de uno de sus más queridos tíos, que era conocido por aquellos lares, como el ilustrado Gueshe Kelsang Puntsok. Este insigne mentor tibetano, superó con sobresalientes y solemnes honores, la calificación de los exámenes como Gueshe Lharampa. En el año 1.929, abandona la zona central del Tibet, para retornar de nuevo, a su región natal. Este interesante e ilustre antepasado, se veneraba y respetaba como a un gran maestro de la filosofía budista. Eu vasto y brillante periplo, también se convirtió en el  tutor principal de relevantes figuras como por ejemplo el Venerado Dagyab Magon. Al unísono, se erigió como el protector más incansable y humanitario, tanto de Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche como de su hermano menor, el mencionado Tamding Sonan; que es precisamente el progenitor del preclaro maestro lama que nos ocupa.
Gueshe Kelsang Puntsok llevaba, a estos dos últimos y distinguidos protagonistas mencionados , bajo su tutela y encomiable amparo; desde su más tierna infancia. En el transcurso del tiempo, el hermano mayor : Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoché, se llegó a consagrar a la vida monástica. Mientras que en el mismo contexto, el padre de Gueshe Tenzing Tamding, se inclinó más hacia la medicina, la poesía y la gramática. Llegando a obtener finalmente , el doctorado en medicina y otras artes .

Desde su más temprana edad, ambos hermanos mostraron una gran capacidad de sabiduría y sagaz entendimiento, en los diversos aspectos de la vida. . Como consecuencia de ello, se les terminó considerando, como insignes y profundos eruditos en el conocimiento de las enseñanzas del Dharma.

Debido a la intromisión que efectuó el ejército chino en el Tibet; llegaron a perder todas sus propiedades. Esta situación representó para toda la familia, un cambio tan radical que les obligó a tener que abandonar cada una de sus pertenencias : la casa, las tierras y cuanto poseían; ya que todos sus bienes, les fueron confiscados ilícitamente por los invasores.

También en estas revueltas incontroladas , el padre de Lama Gueshe Tenzing Tamding, fue detenido por las fuerzas militares chinas. El referido apresamiento, se originó como consecuencia de la devoción incondicional, que este le profesaba tanto a Su Santidad el Dalai Lama como a las enseñanzas de Buda. También se debe especificar en esta vivencia, que Tamding Sonan era un fervoroso defensor a ultranza, de la Constitución Democrática del Pueblo Tibetano.

En esta panoplia de convulsos acontecimientos, Tamding Yangzom dio a luz a su cuartohijo : Lama Gueshe Tenzing Tamding, que es precisamente el actor al que se le dedican estas breves pinceladas biográficas. Dicho alumbramiento, se realizó en unas condiciones muy precarias hasta el punto de llegar a originarse el parto, en un humilde y gélido establo. Al dirigirnos de nuevo a su afable padre, se debe expresar que tras siete años consecutivos de permanencia en la cárcel; sometido a toda clase de vejaciones y sufrimientos, por fin le llegó la libertad esperada . Sin embargo el regreso a su casa, desgraciadamente iba acompañado también, de severas secuelas de invalidez en ambas piernas, como consecuencia del maltrato soportado con anterioridad. Esta circunstancia tan adversa, hizo que tanto su amada esposa como
sus entrañables y queridos hijos, no tuviesen más remedio que continuar trabajando duramente en el campo, para que se pudiera conservar la subsistencia de todos.

La desolación era generalizada, todos los Monasterios de la zona habían sido destruidos y saqueados. Los monjes que habitaban en ellos, tuvieron que abandonarlos sin dilación alguna, con objeto de poder salvar la vida . Sin embargo, a pesar de toda esta lamentable adversidad, Tamding Sonam , proseguía con suma alegría en aquel ambiente hostil, enseñando el Dharma tanto a su hijo : Gueshe Tenzing Tamding, como al resto de la familia . Aunque esta noble tarea, la llevaba a cabo con precaución y sigilo, con la intención de poder protegerlos de las violentas y frecuentes represalias que solían acometerse.
Desde muy pequeño, con apenas tres o cuatro años de edad, Lama Gueshe Tenzing Tamding, ya era capaz de recitar de memoria, las Alabanzas a las Veintiuna Taras y otras muchas oraciones y complejas enseñanzas. Al mismo tiempo, aprendió precozmente a hablar correctamente la lengua tibetana y otras amplias y variadas materias didácticas de toda índole.

Al referirnos al fallecimiento de su ejemplar padre Tamding Sonam, expresaremos que la llegada de su muerte ocurrió a los 49 años de edad , justamente en 1.976. Tras este acontecer, su madre decide tomar los hábitos como monja. Con idéntica paridad a la decisión que tomó su progenitora, es precisamente en este momento, cuando Gueshe Tenzing Tamding – a pesar de que era casi un niño todavía – tomó la temprana decisión de querer dedicar su vida al servicio del Dharma y de los demás seres conscientes, ordenándose como monje budista.




Nació en el año 1927, en la provincia tibetana de Khan. A la temprana edad de once años, comenzó sus estudios, en la Universidad Monástica de Ganden Shatrse; la cual está considerada, como una de las tres principales corporaciones académicas del Tibet. El mencionado monasterio fue fundado por el propio Lama Tsong Khapa y , representa ser el bastión más relevante de la Escuela Geluk, del Budismo Tibetano Mahayana.

Recibió numerosas enseñanzas de Su Santidad , el XIV Dalai Lama Tenzing Gyatso y de sus tutores : Ling Rimpoche, Triyang Rimpoche y S.S. Song Rimpoche. Con éste último y venerado Maestro, mantuvo una relación espiritual muy entrañable y respetuosa. Además, tuvo el gran honor de poder recibir de su persona, numerosas transmisiones tanto orales como escritas, relacionadas con la completa y profunda práctica del Sutra y del Tantra. Bajo la tutela de tan insigne maestro, Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, realizó su propio adiestramiento en el Camino Vajrayana. Después de llevar a cabo pródigos y piadosos retiros, afines con las diferentes deidades meditacionales; finalizó positivamente su instrucción personal en “ el Sendero del Mantra Secreto “. De igual modo, Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, está directamente vinculado con todos los maestros de esta revelante estirpe que a su vez,  entronca medularmente  con el linaje más puro de Buda Sakyamuni.

En el año 1959, tras la invasión que el ejercito chino perpetró en el Tibet; Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche , emprendió un heroico viaje a través de las inexpugnables montañas del Himalaya,  en el que tuvo que afrontar toda clase de adversidades. Finalmente, consiguió exiliarse conjuntamente con otros muchos compatriotas, en el país vecino de la India.

En el año 1976, logra obtener el doctorado en las Cinco Grandes Ciencias del Conocimiento Budista, con la más alta calificación; siendo distinguido por la susodicha y acreditada Universidad, con el valioso nombramiento de Gueshe Lharampa. Dicho  término, dispone de un significado análogo a la titulación académica, superior y competente, que suelen otorgar otras prestigiosas universidades occidentales, como por ejemplo : Oxford y Cambridge . Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, concluyó su exquisita formación, con toda clase de honores y reconocimientos por parte de todos y cada uno de los más grandes  y laudables eruditos; conquistando tras su perseverante y meritorio trabajo, la excelente evaluación de sobresaliente, en todas las materias impartidas. 


Este docto y singular Maestro, está innegablemente considerado, por el conjunto de la comunidad tibetana, como un versado y experto conocedor en el arte de las enseñanzas inmaculadas de Buda Sakyamuni. Además de ser un autor, fecundo , debido a los numerosos textos editados acerca de la filosofía y de la psicología budistas . Tales tesoros literarios del pasado, fueron dictados en su día, con la única y suprema intención de ayudar a todos los seres conscientes.

Once años más tarde, en 1.987; desembarcó en la isla mediterránea de Menorca, invitado por un grupo de personas; que en su gran mayoría eran de procedencia española. Desde aquel preciso momento, este inolvidable Maestro prosiguió dedicándose incansablemente en cuerpo y alma, al buen hacer de ilustrar en el Noble Camino del Dharma, tanto en la localidad balear de Ciudadella, como en las numerosas giras que realizó por todo el territorio de la geografía española.  La encomiable actividad aludida, la ejerció con habilidad, eficacia y de manera continuada, hasta concluir su estancia en nuestro país. Debido a la gran popularidad de que gozaba, como hombre santo y cabal; su presencia era reclamada en cada de los lugares que solía visitar. A lo largo de su ejemplar vida, demostró una actitud constante de gran compasión; velando primordialmente por el bienestar de todos los seres, antes que por el suyo propio.

Esta virtuosa conducta , la mantuvo inalterable hasta que se llegó a efectuar, su paso decisivo hacia el Paranirvana. Este suceso acaeció, el día 20 de abril del año 2002. Con anterioridad a dicho acontecer, - o sea, en el año 2000 -, su salud se había deteriorado considerablemente hasta el punto, de que los médico,  le  recomendaron  reposo absoluto y vida tranquila. Como resultado a esta compelida situación, no pudo corresponder a las numerosas invitaciones; ofrecidas por sus múltiples discípulos a lo largo y ancho, de la península ibérica.

En el mes de julio del 2001, emprendió un largo viaje por los Estados Unidos de América. Encontrándose en dicho país, le notificaron que su nombre se estaba barajando entre los candidatos más probables; para ser designado, como abad de la Universidad Monástica de Ganden Shartse. Sin embargo, no ofreció excesiva credibilidad a los incesantes rumores que corrían por doquier; acerca de su eminente nombramiento.  Esta actitud se debía en esencia, a que él estaba convencido de que debido a su avanzada edad , no resultaría fácil el hecho de semejante elección. Sin embargo, terminó recibiendo la feliz noticia oficial de que había sido elegido por unanimidad, para desempeñar dicha responsabilidad. En primer lugar, por el deseo expreso de Su Santidad el XIV Dalai Lama Tenzing Gyatso. En segundo término, por el pleno de los miembros que constituían – en aquellas fechas- el gobierno tibetano, en el exilio. Además de haber recibido, la aprobación incuestionable por parte de la amplia comunidad monástica y por supuesto sin olvidar, la de los tres principales maestros que regentaban a la Escuela Geluk : Gaden Tri Rimpoche, Serpa Chöje Rimpoche y Jhantse Chöje Rimpoche.

Ante este compromiso, de nuevo los galenos, volvieron a aconsejarle, que renunciara a dicha investidura; pues el estado de su salud ,   continuaba siendo muy precario y frágil. No obstante, debido a su inequívoca bondad y a su inmenso sentido del deber; no quiso defraudar a todos aquellos que habían depositado, la confianza en su persona. De análoga manera,  a lo que le ocurrió al inmemorial Maestro Atisha , - tal y como se expresa en el texto titulado “ Sendas de Luz “-, Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, en lugar de haber tomado la decisión de quedarse en España; en donde se hubiera encontrado mejor atendido, en todo lo relacionado con su enfermedad - , optó por aceptar el gran reto que implicaba , ejercer como abad de la referida Universidad Monástica; ya que llegó a darse cuenta de que esta medida, sería la mejor entre todas ; para poder llegar a beneficiar mucho más a todos los seres. Con esta preclara decisión, confirmaba la similitud existente entre su comportamiento y el que acostumbraban a tener los más insignes y gloriosos bodhisattvas del pasado. Cuando Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, llegó  a Ganden Shartse; los monjes se encontraban inmersos en la época de los exámenes. Sin temor ni demora alguna, se incorporó para asumir todas las competencias vinculadas con su nuevo cargo. Incluidas, la supervisión de las largas sesiones que constituían, el debate correspondiente a las diferentes enseñanzas.

En la noche perteneciente, al día 19 de abril – víspera de su paso al Paranirvana -, expresó su voluntad de querer visitar la escuela, donde se formaban a los novicios. Al llegar al sitio indicado, se  dirigió  con  gran  amabilidad  y  sapiencia, a una reunión de numerosos jóvenes- cuyas edades oscilaban entre ocho y dieciocho años - . En el encuentro con ellos, les obsequió con sabias y múltiples encomiendas. Y de modo muy especial, les recordó la preciosa oportunidad de que gozaban; ya que eran representantes innegables  de la nueva savia que fluiría en el futuro, para que pudiera florecer con lozanía, la expresión de las enseñanzas compasivas de Buda. Además les comunicó, de que eran similares a las pequeñas semillas, que proseguirían fructificando, en la sucesión del linaje que había iniciado el Gran Lama Tsong Khapa. Para finalizar con aquel entrañable encuentro, les encomendó seriamente que emplearan su valioso tiempo, lo mejor posible. Centrándose prioritariamente en su educación monástica, en perfeccionar el comportamiento ético y en el afecto incondicional y altruista hacia todos los demás seres. Al unísono, con un timbre de voz acompasado, les rogó a los preceptores, que no olvidasen enseñar a los monjes con generosidad, audacia y buen corazón. Antes de ausentarse del aula, les expresó lacónicamente y con ternura a todos los presentes, la siguiente frase : “ puede ser que mañana, no nos volvamos a encontrar “ .

De inmediato todos pensaron, que seguramente se estaba refiriendo a que de nuevo, emprendería uno de sus habituales viajes. En el transcurso de esa noche, tras concluir la cena, Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, pidió salir a la enorme “ choera “ – o patio donde se celebran los afamados  debates.  Una  vez  que  se  encontraba  en dicho lugar, rodeado de numerosos miembros de la comunidad, se sentó plácidamente en medio de todos ellos. De repente sin que nadie lo esperase, comenzó a rememorar con nítida exactitud , cada una de las vivencias más significativas de su vida . En primer lugar, evocó exhaustiva y afectuosamente, a todas aquellas personas que formaron parte de los episodios ocurridos en su infancia. A continuación, alabó con sincero amor y admiración , a todas aquellas otras con las que compartió largos años de responsabilidades y obligaciones , en la etapa que residió en el centro del Tibet. Tampoco dejó olvidadas a ninguna de aquellas otras, con las que estuvo conviviendo durante las arduas etapas del exilio. En último lugar, estuvo también hablando profusamente acerca de sus amados discípulos españoles. Esta disertación amistosa se prolongó durante algo más de dos horas, y al mismo tiempo, aprovechó el momento para que muchos de los invitados a la convocatoria, pudieran tener la oportunidad de conocer diversos datos complementarios sobre su propia biografía.

Algunos de los monjes más veteranos,  se sintieron sorprendidos al observar, que había dedicado el contenido de su exposición, a tantos y tan diversos asuntos. Como era usual, todos solían escucharle con sumo interés y la máxima atención. Más tarde, decidió tomar un baño y tras revestirse con hábitos limpios, se retiró a sus aposentos. Alrededor de las tres de la madrugada, llamó a sus asistentes para hacerles saber que se encontraba indispuesto; a  partir de dicho momento, éstos permanecieron en su  compañía. Algunos de los legos más ilustres de la abadía , se percataron de que su estado, revestía una inequívoca gravedad y por consiguiente, quisieron trasladarlo rápidamente al hospital . No obstante, Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, había manifestado en algunas ocasiones anteriores, su deseo de no morir en tales instituciones; sino de hacerlo justamente en el monasterio. Este último habitáculo, lo consideraba mucho más apropiado para poder encarar con orden y tranquilidad, el proceso de su propia muerte. Llegado el amanecer, como era su costumbre, decidió levantarse. A pesar de las múltiples molestias que había estado sufriendo durante la noche; se mostraba tranquilo y sobre todo muy agradecido por las constantes atenciones, que había recibido de sus acompañantes. En el transcurso en que sus acólitos, se habían trasladado a la cocina, con la intención de prepararle la taza de agua caliente con limón, que solía tomar normalmente al comienzo de la jornada; Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, inició como siempre, el ritual de sus plegarias matutinas.

Al regresar de nuevo a la estancia, uno de sus más allegados ayudantes, lo encontró absorto por completo en “ la Meditación de la Luz Clara “. La expresión de su rostro, permanecía apacible, serena y sumida en un profundo éxtasis de felicidad. Sin dilación alguna, el monje aludido anteriormente, corrió con premura para dar el aviso del suceso, al resto de la comunidad. De inmediato los tutores y maestros más representativos, comunicaron las instrucciones precisas y concretas, para que su cuerpo no fuese tocado por nadie; tal y como se acostumbra a realizar con los más grandes y sublimes mahasidhas.  Además , tomaron la acertada decisión, de permitirle que continuara envuelto en el estado de paz, que irradiaba el nimbo de su propio embeleso. Enseguida, este extraordinario evento, le fue transmitido a su sobrino, el Muy Venerable Lama Gueshe Tenzing Tamding; quien a su vez, se lo hizo saber a Su Santidad el Dalai Lama y también, a su entrañable y reverenciado Maestro Lati Rimpoche.

En la Universidad de Ganden Shartse, todos los exámenes quedaron suspendidos. Los numerosos monjes del claustro académico, se dedicaron intensivamente a las súplicas más augustas y continuadas. A lo largo de varias semanas, los más notables maestros, entre los que se encontraba, Lama Gueshe Tenzing Tamding, efectuaron infinitas postraciones  y además dedicaron las más hermosas y excelsas sadhanas, en honor y devoción al conjunto de las deidades, que sustentaron a la práctica virtuosa, de este infatigable y compasivo maestro. Los días previos al desenlace final de su vida, en la India se estaba soportando una temperatura muy tórrida; éstas oscilaban aproximadamente entre los cuarenta grados durante el día y, al llegar la noche, los termómetros no descendían de los veintisiete grados centígrados. Los lugareños se encontraran muy preocupados y ansiosos, debido a la pertinaz sequía que se estaba padeciendo.  Esta  contrariedad constituía  el motivo que retrasaba el comienzo de la siembra; ya que era resultaba una situación primordial, para la subsistencia de la población.

En el período que abarcó a los tres días consecutivos, en los que Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche , persistía plenamente abstraído, en “  la Meditación de la Luz Clara “ , comenzó a caer una dulce y gratificante lluvia, que sirvió para refrescar el ambiente; otorgándole a la tierra, la humedad requerida para poder enfrascarse en las distintas faenas agrícolas. Al cumplirse el tercer día, el cielo quedó completamente límpido. Momentos antes de despejarse la bóveda celeste, resonó con fuerza un atronador estruendo. El cual fue innegablemente oído por todos, tanto en el interior del monasterio, como en el entorno de sus aledaños. Al observarse este insólito fenómeno, los monjes presentes pudieron comprobar que, a través de una de las fosas nasales de Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, se fueron destilando, unas pequeñas gotas níveas. A continuación, se pudo comprobar, cómo su cabeza se fue inclinando lentamente, hasta terminar apoyándose de forma pausada, en uno de sus hombros. En este preciso momento, la magna conciencia del Maestro Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche, abandonaba su longevo cuerpo. Y con ello, se daba por finalizado aquel estado meditativo tan glorioso y elevado.

El dilatado séquito que estuvo acompañando en sus últimos días a tan laudable preceptor, notificó que en cada una de las diferentes etapas que conformaron el proceso de su muerte, persistió sumido en “ la Meditación de la Luz Clara “ ; manteniendo su cuerpo estable y sentado, en la posición “ Vajra “; sin que llegase a manifestar en ningún momento, el más mínimo atisbo de cambio aparente, en el porte de la célebre figura mencionada. La expresión que se propagaba desde su placentero rostro, irradiaba incuestionablemente una incólume misericordia ; y al mismo tiempo, daba la extraña impresión que se mantenía vivo. Toda su piel, exhalaba un penetrante perfume de olor a incienso – ( los monjes suelen evidenciar en estos casos, que esta inconfundible fragancia ; es propia de la emanación que se desprende de un cuerpo que, durante el período de la existencia, ha mantenido con impecable pureza la disciplina moral, en cada uno de los actos de su vida. Esta peculiar esencia, se conoce con el nombre tibetano de – “ tsultrin drima “ -. Tan peculiar aroma se recreó, no sólo dentro del holgado aposento, donde se encontraba Kyabje Khensur Gueshe Tamding Gyatso Rimpoche; sino que además, se extendió hasta la última dependencia del espacioso Monasterio. 




Una vez finalizados todos estos significativos sucesos, tomaron la decisión de llevarlo al lugar destinado para proceder a la incineración de tan reverenciado Ser. También se pensó en construirle una estupa ( la stupa es una construcción geométrica que está considerada  como  el símbolo de una de las representaciones de “ la Mente Indestructible de Buda “ ) . Dicha ESTUPA se dedicó a su SAGRADA e INOLVIDABLE MEMORIA.














































FUNDACIÓN CHU SUP TSANG
 Tanto la INFORMACIÓN acerca de los CURSOS y ACTIVIDADES HABITUALES como de los EXTRAORDINARIOS o INICIACIONES e igualmente para la COMPRA de  los EJEMPLARES
de los LIBROS EDITADOS 
la FUNDACIÓN CHU SUP TSANG,
pueden SER SOLICITADOS tanto en la propia
 FUNDACIÓN mediante los números telefónicos o contactos postales e   informáticos, que corresponden 
a la SECRETARÍA de la FUNDACIÓN
619- 153- 388 // 981- 250- 196
ESPAÑA
MONASTERIO CHU SUP TSANG
VENTOSELO DE BEARIZ, nº 3
C.P. 32455. SAN AMARO. OURENSE .
ESPAÑA

www..fundacionchusuptsang.org